Uno de nuestros clientes dudaba entre hacer una promoción basada en caramelos Sobre o en bolígrafos.

— Haga las dos— fue nuestro consejo.

Seguramente alguno de ustedes estará ironizando: “Hombre claro, ¿por qué no me extraña nada?”.Caramelos

En realidad nada tiene que ver una promoción basada en bolígrafos (o camisetas, gorras, llaveros,….) con una basada en caramelos flow pack.

Los caramelos, generalmente colocados en una cestita, no pueden ser considerados como un obsequio; son, más bien, una consideración a nuestros clientes, usuarios o visitantes, una deferencia, y, también, una exhibición de la gran categoría de nuestro negocio y una forma de exponer que en nuestra empresa nos gusta cuidar los detalles.

Si no tenemos manera de eliminar la espera, o al menos reducirla, un caramelo la hace un poco más llevadera y transmite a nuestro cliente un mensaje: “Sabemos que está esperando, es inevitable pero lo sentimos, por favor, no se enfade”.

Válidos para cualquier negocio con atención directa al público, los caramelos constituyen una forma de promoción muy económica y rentable, que, posiblemente, no servirán para sustituir a otros productos publicitarios, pero serán un complemento perfecto para ellos.

En las ferias de muestra los caramelos promocionales son imprescindibles, ya que darán calidez a nuestro stand y ayudarán a romper el hielo con el público asistente. También para congresos, mítines políticos y otros eventos son muy solicitados.

Caramelos, no hay una promoción más dulce.

Prohibida la reproducción total o parcial sin permiso.   © Promología ®

Desarrollado por Hacermiweb